El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede.
-Jorge Bucay

Archivo mensual: junio 2017

Crónica del XX Torneo Nacioal San Pedro y V Trofeo Ciudad de Zamora

En la mañana de ayer domingo, se celebró el XX Torneo Nacional San Pedro de Tiro con Arco y V Trofeo Ciudad de Zamora. El evento fue organizado por la Delegación de Zamora de Tiro con Arco. Acudieron a la cita cerca de ochenta arqueros de Castilla y León, Asturias, Galicia, Madrid, Extremadura y Aragón atraídos por la calidad del torneo a pesar de que hubo varios que no pudieron acudir en el último momento. Todos los deportistas fueron obsequiados con unos regalos antes de la competición así como con abundante agua, café, pastas y fruta.

Las modalidades que participaban eran de Arco Recurvado Instintivo, Arco Longbow, arco Recurvo y Arco compuesto masculino y femenino.

Las condiciones atmosféricas fueron buenas. Sin calor, ligera brisa y nublado. Pudieron caer records pero no hubo ninguno.

En el XX Torneo San Pedro se dispararon 72 flechas a 70 m. los de arco recurvo,  a 50m. los de compuesto y a 30m. y 18m. los de arco tradicional en series de 36 flechas. No había eliminatorias después de las clasificatorias.

Trece fueron los arqueros zamoranos de arco recurvo y compuesto que se citaron en la hierba en busca de marcas personales y de alguno de los preciados trofeos. Algunos lo consiguieron como Henar Quintano que refrendó las buenas sensaciones que estaba teniendo en los entrenamientos y consiguió subir a lo más alto y colgarse el oro en arco recurvo. La otra presea, de bronce, conseguida por los locales, fue de la mano de Álvaro Artime que a pesar de no haber entrenado todo lo que deseaba dejó muestras de su calidad y compromiso con este deporte.

El resto de los zamoranos estuvieron cerca. La que más fue Mati Peña en arco compuesto que pasó del 5º puesto al 4º en un campeonato de menos a más y por muy poco no se llevó medalla.

Ignacio Catalán, en compuesto; Álvaro Simó, en arco recurvo; Juan Pablo Rodríguez con arco tradicional, y Ángel Lorenzo Rojo con longbow fueron también los ganadores del XX Torneo san Pedro en la división masculina. En la femenina las ganadoras fueron Ana Alonso, de Valladolid, en arco compuesto; Henar Quintano, de Zamora, en arco recurvo; Ana Isabel de la Riva, de Valladolid, en arco tradicional y María Luisa, de salamanca, en arco longbow.

Acabado este XX Torneo San Pedro se dio paso al IV Trofeo Ciudad de Zamora (coloquialmente llamado trofeo del queso) en el que participaron de nuevo todos los arqueros. Este torneo, muy atractivo pero muy estresante en los tramos finales del mismo, consiste en empezar haciendo una puntuación mínima con tres flechas. Los que pasen, en la siguiente ronda deben hacer un punto más. Así hasta llegar a los 30 puntos en arcos de precisión y hasta 18 puntos los de arco tradicional. Cuatro quesos de leche de oveja curado de 3 kg eran los trofeos. En esta edición del torneo ningún zamorano pudo hacerse con preciado queso de Reny Picot yendo a parar estos a Juan Pablo Rodríguez Santana del CD Arco Astorga en arco Tradicional. José Prieto Prieto del CD Arcomiróbriga se lo llevó en arco Longbow. En arco compuesto, el internacional aragonés, Ignacio Catalán fue quien ganó el queso y en arco recurvo Álvaro Simó, del CD Arcolid, se lo llevó a tierras vallisoletanas.

Acabada la competición se hizo entrega de Trofeos a los ganadores. Al acto asistió el concejal del Ayuntamiento de Zamora, el Sr. Christoph Strieder que en el acto de clausura agradeció a los presentes su participación y los emplazó para la nueva edición del 2018.

Acto seguido todos los asistentes y acompañantes fueron invitados por la organización a un abundante lunch.

Faltaron a esta cita con el arco dos cadetes, del Núcleo de Tecnificación de Zamora, Laura Merayo Neira y Raquel González Garrido. No pudieron estar en Zamora porque tenían una cita ineludible en Madrid el sábado y el domingo para disputar la 3ª jornada de Liga Nacional. Ambas se clasificaron brillantemente el sábado para las eliminatorias. Raquel no pudo con la suya de dieciseisavos. Laura en cambio, con una clasificatoria muy buena de 591 puntos ( mejor marca personal en competición), fue pasando eliminatorias de 16º, 8º, 4º y se plantó en semifinales en las que cayó y quedó relegada a luchar por la medalla de bronce frente a la vasca Eire contra la que perdió no sin hacer un gran papel pues las tandas de  fueron de 27,28,26,.. puntos obligando a su rival a hacer 29,30,…. Finalmente quedó 4ª, su mejor posición en competición oficial nacional. Sus mentores saben que tiene nivel para estar entre las 10 primeras de España y este fin de semana lo ha demostrado. Ahora a esperar que pueda refrendarlo en el Campeonato de España que se celebrará en julio.