Un buen arquero es el que aprende de sus errores, el que no está dispuesto a aprender nunca llegará a nada
-Anónimo

Buena actuación de los arqueros del club en el Trofeo Arcobarco

El primer puesto de Beatriz Manso y el tercero de Ramiro Portales lo más representativo de una muy buena actuación de los arqueros zamoranos en tierras gallegas.

Arqueros de Zamora

Álvaro, Beatriz, Jose Luis, Manuel, Ramiro y Rufino.
Un año más el C.D. Arqueros Zamora – Reny Picot estuvo presente en O Barco de Valdeorras para participar en el Trofeo Arcobarco.

En esta ocasión fueron 6 los arqueros que recorrieron los casi 235 km.  que separan Zamora de la capital de la comarca de Valdeorras, en la provincia de Ourense,  para participar en lo que año tras año se va convirtiendo en una cita inexcusable en el calendario de la temporada de sala, no sólo por la magnífica organización sino también por la gran calidad de los participantes que allí se reúnen.
A la hora señalada por la organización,  Beatriz Manso, Ramiro Portales, Rufino Manso,  Alvaro Artime, Manuel Artime y Jose Luis Delgado, junto con otros 86 arqueros iniciaban  una competición que ya en la primera serie de 30 flechas dejaba claro por dónde iban los tiros: Beatriz con 272 puntos lideraba la clasificación en recurvo senior femenino; en recurvo senior masculino, Ramiro con 275  y Rufino  con 273, cuarto y séptimo respectivamente, mantenían intactas las posibilidades de acceder a las eliminatorias reservadas sólo para los cuatro mejores arqueros de cada categoría; Jose Luis lastrado desde la mitad de la tirada por un nulo se colocaba en el puesto dieciséis con 261 puntos; Álvaro, muy lejos de sus verdaderas posibilidades, caía hasta el puesto trigésimo con 219 puntos, una posición a todas luces inmerecida en opinión de los que comparten entrenamiento con él; y Manuel, en su primera competición en sala,  conseguía unos muy buenos 204 puntos que mejoraban sus puntuaciones en entrenamientos y que lo colocaban en el puesto trigésimo séptimo.

bea2segundos

Bea a punto de agotar el tiempo reglamentario.

Tras la segunda tirada, Beatriz logró pasar como primera a las eliminatorias, a pesar de un fuerte dolor en el brazo de cuerda que ocasionó una acusada caída en sus puntos y algún amago de infarto en los que observábamos cómo se veía obligada a consumir todo el tiempo del que disponía y soltar la flecha con el último segundo en el marcador.

Ramiro mantenía su cuarto puesto con una puntuación final de 553 puntos que le permitían un año más participar en las eliminatorias, reservadas para la élite de los participantes.

Rufino, muy regular durante todo el torneo, hacía un punto más que en la primera serie y terminaba sexto con 547.

Jose Luis se reencontraba con su tiro y remontaba hasta el séptimo puesto con 536 puntos después de conseguir 275 en la segunda serie.

Álvaro también mejoraba ostensiblemente su rendimiento pero el lastre que supuso la baja puntuación de la primera serie le impidió subir más allá del puesto vigésimo noveno con 475 puntos finales.

Manuel con 210 puntos más, llegaba a unos muy decentes 414 y terminaba trigésimo quinto. Su buena actuación, habida cuenta de su escaso tiempo de práctica, privó a la expedición de saborear la tarta con la que la organización reconoce el pundonor, la valentía y el esfuerzo del arquero que termina en última posición.

Después de un descanso para reponer fuerzas comenzaban las semifinales.

Bea, claramente recuperada, se deshacía de Cristina Castro por un claro 7 a 1.

Por su parte Ramiro, a pesar de mantener un nivel de tiro cercano a la perfección, cayó por sólo dos puntos,  4-6,  frente a Miguél Alvariño, a la postre ganador del trofeo y reciente medalla de plata en equipos mixtos en el mundial junior celebrado en China hace una semana.

En la lucha por el oro, Beatriz se mostraba intratable y conseguía subir a lo más alto después de vencer por 6-0 a Selene Blanco consiguiendo, además, puntuaciones muy elevadas (28 – 29 – 29) en cada una de las tandas.

Ramiro, que se enfrentaba a otro gran arquero, Rodrigo Fernández, de Arco Naron, nos hizo sufrir un poco más: comenzó perdiendo pero pronto la igualdad marcó la lucha por el tercer puesto hasta el final. La serie se desarrolló de la siguiente manera: 0-2 / 1-3 / 3-3 /3-5 / 5-5/ para vencer Ramiro a una única flecha de desempate en la que fue necesaria la medición de los jueces para discernir la victoria.

Podemos concluir que la actuación de los arqueros Zamoranos en tierras gallegas fue espléndida, no  sólo por los trofeos conseguidos sino también, por que fuimos el único club que colocó a 3 arqueros entre los 7 mejores de un torneo en el que el nivel de los competidores cada año es más alto.

 LAS FOTOGRAFÍAS