No dejes apagar el entusiasmo, virtud tan valiosa como necesaria; trabaja, aspira, tiende siempre hacia la altura.
-Rubén Dario

Liga Nacional de Clubes

La final de la Liga Nacional de Clubes ( antiguo Campeonato Nacional de Clubes y Copa de la Reina) celebrado este fin de semana en Alcalá de Henares tuvo representación por parte del CD Arqueros Zamora Reny Picot, el cual tenía inscrito un equipo, Ocellun Duri, de arco compuesto femenino formado por Mati Peña, Sonsoles Bouzas, Gema Corral, Juana Pedregosa, Sandra García y Daniel García como entrenador y capitán del equipo.

También participaba en otro equipo de arco recurvo femenino Henar Quintano junto a Lara Herrero, María Arranz y Raquel López. Este equipo pertenecía al club Arcolid, de Valladolid. Dado que no siempre hay en los clubes mujeres suficientes de calidad para formar equipos, la RFETA permite a las mujeres formar equipo con otros clubes de la misma comunidad. Y dado que el club zamorano no presentaba equipo de arco recurvo, Henar Quintano pidió permiso al club para participar con las vallisoletanas, permiso que se le concedió.

Asistieron a esta fase final del campeonato 39 equipos formados por un mínimo de tres tiradores. Previamente a esta fase ha habido cinco Grandes Premios de España que eran valederos para la clasificación de esta final. Las dos tiradoras zamoranas con sus equipos se habían clasificado claramente para estar en Alcalá para medirse a las mejores.

En esta ocasión, de nuevo el club capitalino volvió a plantarse en el podio.

El equipo de arco compuesto disputó el sábado por la mañana una primera ronda clasificatoria de 72 flechas para ver cómo quedaban los emparejamientos en semifinales. Con una puntuación de 1864 puntos lograron meterse en las eliminatorias de cuartos en cuarta posición. Tuvo tres enfrentamientos y de los cuales perdió dos, pero aún así sacaba plaza en cuarta posición para la lucha por los metales del domingo; empresa nada fácil porque le tocaba contra el equipo de Valladolid formado por las recientes campeonas de España por comunidades y claras favoritas al oro. Este enfrentamiento dio la campanada porque aunque las vallisoletanas comenzaron ganando de dos puntos, en el siguiente encuentro las nuestras remontaban y ganaban de dos. Esto debió poner nervioso al equipo de Valladolid dado que no están acostumbradas a ir por debajo en el marcador y así se lo hizo saber Daniel García a las zamoranas para motivarlas aún más. Fuera cierto o no la realidad es que en la penúltima entrada, muy nerviosas ellas, las nuestras volvieron a aumentarle la ventaja hasta los 9 puntos. La gesta parecía hecha y las zamoranas se pusieron nerviosas ante lo cerca que veían la posibilidad de vencer a las favoritas. Este nerviosismo se dejó notar en la última entrada, en la cual las pucelanas se rehicieron recortando 5 puntos pero insuficientes para derrotar a las zamoranas. Alegría inmensa en el equipo porque ya estaba en la final por el oro. Final que disputaría contra el equipo Informática, de Madrid, que había sido ganador en la otra semifinal.

La final de las nuestras, aún nerviosas por la hazaña anterior, y también por ser a tiro alterno y cantado por megafonía al público, no tuvo nada que ver con la semifinal. Estuvieron inconsistentes, descentradas y por ende poco finas. Las rivales, buenas ya de por sí, aprovecharon su oportunidad y ganaron justamente. Plata para el equipo del CD. Arqueros Zamora. Reseñar que este mismo equipo ya ha sido en ediciones anteriores Oro, Plata, Bronce y este año plata de nuevo.

Andadura semejante a las chicas de arco compuesto llevó Henar con su equipo de recurvo. Comenzó la ronda clasificatoria el sábado por la tarde y también consiguieron clasificarse en cuarto lugar. En los enfrentamiento por entrar en las eliminatorias de semifinales derrotaron a Arco Ibiza y Arco Soto, de Madrid, perdiendo con el equipo Ankara, de Madrid. Se clasificaban como segundas y había esperanzas para el domingo. Y fueron fundadas porque en su enfrentamiento, de nuevo, contra Arco Soto salieron ganadoras y derechas a la final contra el potente equipo Ankara, final que también les pasó factura ser a tiro alterno. La perdieron pero la plata supo a oro.

Excelentes resultados a nivel individual de las arqueras zamoranas y a nivel del club zamorano que, siendo de los más modestos de España en masa social y recursos materiales, sigue ingeniándoselas para estar entre los más grandes y hacer que muchos se pregunten cómo lo hacen.

Aún queda una competición oficial nacional de aire libre: el Campeonato de España de Menores y Cadetes. Será el próximo fin de semana en Valencia y el CD Arqueros Zamora presentará a tres cadetes: Laura Merayo, Raquel González y Jorge Álvarez. Si alguno logra estar entre los cuatro finalistas ya será otro éxito para el club.